¿Qué son los estados financieros?

Conocer qué son y para qué sirven los estados financieros te será de gran ayuda, más si tu negocio es uno de los 3.9 millones de pymes que hoy contribuyen de manera importante al Producto Interno Bruto (PIB) de la República Mexicana. Estos informes, también conocidos como estados financieros o estados contables, se crean para que puedas conocer la situación de tu negocio y, en consecuencia, tomar decisiones que mejoren tu marca.

Definición

Los estados financieros son documentos que permiten visualizar la situación financiera de tu empresa. Además, estos informes se elaboran en la sede de tu empresa y están diseñados para ser examinados a lo largo del tiempo, normalmente de forma mensual.

Tipos

  • Balance General

El balance, también conocido como estado de situación financiera, incluye los activos de tu empresa (los que proporcionan beneficios a tu compañía), los pasivos (los que suponen gastos para tu compañía) y el capital social. Lo que pretende este informe es un resumen de las finanzas de tu empresa.

  • Estado de resultados

En este estado financiero se muestra la información relacionada con los objetivos alcanzados por tu empresa durante un periodo de tiempo concreto. Además, destaca las contribuciones realizadas por cada equipo o individuo dentro de tu organización, así como los puntos débiles que debes solucionar para alcanzar los nuevos objetivos.

  • Estado de flujo 

En este tipo de informe se analizan las entradas y salidas de efectivo. Es decir, se pagan todos tus gastos, ventas y compras. Debes tener en cuenta los ingresos netos de la empresa, las pérdidas, los beneficios de las inversiones y la financiación. El resultado de tu flujo de caja se determinará sumando cada uno de estos componentes.

  • Revelación de los cambios en el patrimonio neto

Este tipo de estado financiero ofrece un informe que permite ver los cambios en el patrimonio neto de tu empresa, o los cambios en la cantidad global de riqueza que posees. Para este tipo de informe, también tienes tener en cuenta los activos y pasivos de la empresa.

Si deseas conocer más de este tema o algún otro relacionado con las finanzas y tu economía personal, te recomiendo visitar el blog de Provident.

3 aspectos importantes sobre las reparadoras de crédito

 1. ¿Cuál debe ser el monto de la deuda para recibir ayuda?

Las reparadoras de crédito trabajan con clientes que deben al menos $30,000 en tarjetas de crédito, préstamos o tarjetas departamentales. Los usuarios deben estar atrasados en sus pagos o en estado de sobreendeudamiento y tener alguna incapacidad financiera para pagar.

Algunas reparadoras financieras negocian descuentos de hasta 70% en la deuda inicial, luego crean un plan de ahorro que liquida la deuda y le entregan al cliente un certificado de liquidación de deudas.

Se debe tomar en cuenta que, aunque los administradores de deudas ofrecen reducciones sustanciales en sus deudas, no pueden prometer un % concreto; más bien, el porcentaje vendrá determinado por los acuerdos del administrador con cada institución financiera con la que tenga una deuda.

Las instituciones que piden dinero en efectivo o depósitos en una cuenta personal deben evitarse a toda costa; es casi seguro de que se trata de una estafa.

2. ¿Cuánto cuesta contratar a una reparadora financiera?

Dependiendo de cada reparadora de crédito, el costo puede variar. Por ejemplo, por cada $10,000 de deuda inscrita en el programa, el precio mensual podría ser de $55. Mientras que el costo de liquidación sería del 10% de la reducción de la deuda que se recibe. Sin embargo, debido a que todo esto ya está incluido en el plan de ahorro mensual, usted no tendrá que hacer ningún pago extra al concluir el programa.

3. ¿Una reparadora ayuda a salir del buró de crédito?

Las empresas de reparación de crédito son una buena manera de ahorrar dinero, pero no eliminan la deuda del buró de crédito; de hecho, ninguna institución puede hacer eso. Su gestión crediticia en las instituciones financieras formales siempre será registrada por las Compañías de Información Crediticia (CIC).

Sin embargo, una vez que su deuda sea pagada, una empresa de reparación de crédito puede ayudarle a reintegrarse al sistema crediticio, ya que muchas instituciones financieras pueden negarse a otorgar préstamos a personas que tengan una mala marca reciente en su historial de crédito.